La posibilidad de provocar un incendio es uno de los mayores peligros a los que todos debemos enfrentarnos en nuestro hogar. Un descuido en la cocina, un cigarro mal apagado, una estufa o incluso el fallo de un enchufe o un electrodoméstico pueden llevar a la catástrofe. Contra esta situación, el extintor es la herramienta más cómoda y efectiva para tener en casa. Fácil de usar y de diversas clases, el extintor puede evitar que un pequeño fuego se convierta en un problema mayor.

Debido a las condiciones en las que se encuentran este tipo de espacios, lo mejor es elegir un extintor de polvo apto para emplear en estancias con corriente eléctrica. Aunque este tipo de material pueda dañar un poco tus muebles y ensuciar la habitación, la utilización de algún otro podría empeorar la situación. Sólo hay que seguir las instrucciones de uso para la mayor eficacia posible.

Además, hay que tener en cuenta la posibilidad de que el fuego se origine en un lugar que nosotros no visualizamos. Por ello, el complemento indispensable en este caso es el detector de humo, elemento que te permite saber dónde hay que actuar para hacerlo con la mayor rapidez posible.

En este sentido, en Aréo-Feu hemos diseñado el AréoKit para hogar, producto especialmente fabricado para la detección y protección contra un posible incendio en los hogares. Compuesto por un extintor de 3kg de polvo ABCE y dos detectores autónomos de humo, podrás equipar tu casa con todo lo imprescindible para garantizar tu seguridad y la de los tuyos.

La prevención es el primer paso para evitar un incendio. Garantiza que tu casa es un espacio seguro con la ayuda de Aréo-Feu™.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − siete =