Normas básicas para evitar incendios

La mayoría de los incendios son causados por accidente o descuidos en casa. Y la mayoría son evitables si se siguen unas normas básicas, y si, en el medio laboral y doméstico se presta especial atención a cualquier alerta que pueda significar el inicio de un fuego.

  • No juegues con mecheros, velas o cerillas. El fuego no es una broma y puede iniciarse de manera muy sencilla.
  • Mientras estés cocinando no abandones la cocina.
  • No sobrecargues los enchufes.
  • No tapes lámparas, bombillas, calentadores o radiadores con mantas o ropa para secar.
  • Asegúrate de que las colillas están bien apagadas antes de tirarlas a la basura.
  • En caso de tener chimenea hay que vigilar su uso y evitar que salten cenizas fuera de la misma.
  • Nunca hay que hacer fuegos en el campo, sobre todo en verano cuando todo está más seco y se puede expandir con facilidad.
  • En caso de detectar una fuga de gas, hay que apagar todas las luces y no encender ningún aparato eléctrico. Corta el suministro y avisa al técnico para que la solucione.

Por eso, es imprescindible tener un extintor en casa. Así, en caso de que se inicie un incendio se pueda actuar de manera rápida y efectiva evitando daños mayores.

De la misma manera, que un equipo de detección de incendios es esencial. Se colocan en las habitaciones que puedan tener más riesgo como son cocina o sala de estar. Con ellos nos aseguramos que estamos protegidos ante cualquier mínimo peligro que pueda existir.

Caducidad de los extintores

Siempre se asocia la fecha de caducidad con los productos alimenticios, pero los extintores también caducan. De hecho, es algo muy importante a tener en cuenta.

Cuando los componentes pierden sus funciones se considera que está caducado. Es normal que sufran un desgaste con el paso del tiempo y pierdan efectividad. Por eso, cuando llega la fecha, hay que sustituir el extintor por otro.

Esa fecha de caducidad viene determinada por diferentes aspectos, y por lo general, la vida útil de un extintor normal es de 20 años, aunque esto no quiere decir que no pierda capacidad durante ese tiempo. Por lo que, un extintor debe ser retimbrado cada 5 años para comprobar su efectividad.

En Extintores Areo-Feu contamos con un servicio de mantenimiento de nuestros extintores para asegurar que van a ser completamente seguros.

Contamos con todas las certificaciones necesarias para garantizar el mejor trabajo y tu seguridad.

Cómo proteger tu empresa contra el fuego

Cuando se trata de proteger tu empresa hay que contar con los equipos y sistemas de prevención de incendios necesarios para asegurarnos que va a estar segura y que tus empleados no quedarán desamparados en caso de accidente o incendio.

Para prevenir un factor a tener muy en cuenta es la instalación de aparatos para la detección de incendios para evitar un riesgo de incendio. Estos dispositivos envían una señal para poder activar un plan de emergencia.

Para combatirlo existen multitud de elementos complementarios que pueden ayudarte a luchar contra el fuego. Lo primero que encontramos son los extintores, en nuestra web puedes encontrar una gran variedad de ellos de todos tipos y tamaños según las necesidades.

También podemos encontrar otro tipo de métodos de extinción de incendios como pueden ser mangueras de seguridad. Por otra parte, existen métodos de extinción automática de incendios como los rociadores de agua o agentes geseosos anti-fuego, agua pulverizada o espuma apta para distintos materiales.

Una manera de protegerse es con nuestro kit AreoEmprende, el cual incluye un extintor de polvo ABC 6kg. Polivalente, 1 extintor de CO2 de 2 kg. Para cuadro eléctrico, 2 señales de extintor, una señal de vía de evacuación y contrato de mantenimiento del primer año para locales de hasta 150m2.

Evitar riesgos con la calefacción.

Con la llegada de la ola de frío, ha aumentado el uso de la calefacción. Y es que es en estos meses cuando aumenta su consumo debido a la persistencia de las bajas temperaturas. La cafefacción puede ser tanto calefactores eléctricos, como chimeneas o radiadores.

El uso de la calefacción conlleva riesgos si no se usa adecuadamente, y por eso, queremos compartir con vosotros estos consejos para prevenir accidentes relacionados con ello.

  • En caso de utilizar como medio calefactor estufas, chimeneas o braseros es esencial la vigilancia, no hay que colocar sobre ellos telas, faldillas de las mesas o poner cerca el sofá.
  • Si se va a instalar una estufa de leña, hay que inspeccionar antes los conductos de chimeneas del edificio, por si alguna estuviese dañada o cerrada.
  • Para las estufas de combustión, hay que tener en cuenta que deben colocarse en lugares donde haya una buena ventilación, si no corremos el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono.
  • Por las noches no hay que dejar encendida la estufa, de ningún tipo, ya que no hay vigilancia en caso de accidente.
  • Hay que colocar los aparatos calefactores respetando siempre una distancia de seguridad entre cortinas, manteles, colchas… y nunca, hay que utilizarlos para secar la ropa.
  • Si cuentas con una caldera o calentador de gas, éstos deben pasar una inspección técnica por personal cualificado, y que ellos certifiquen su correcto funcionamiento.

Una medida de protección eficaz tanto para ti como para toda tu familia es contar con un detector de humos en los puntos claves de la casa. Contar con un extintor en la casa para poder sofocar un pequeño fuego en caso de emergencia también es esencial. Y nuestro Pack de Protección contra Incendios para el hogar se compone de todo ello.

Precauciones con los extintores

Es un hecho que los extintores salvan vidas. Pueden controlar y extinguir incendios consiguiendo los menores daños tanto materiales como personales. Pero, también es cierto, que un uso irresponsable de los mismos puede hacer que se conviertan en elementos peligrosos.

Conocer los tipos de extintores que existen y para qué tipo de incendio están destinados es esencial. Os recordamos los tipos de fuegos que hay catalogados:

  • Clase A: fuegos con combustibles sólidos como madera, cartón, plástico, etc.
  • Clase B: fuegos donde el combustible es líquido por ejemplo aceite, gasolina o pintura.
  • Clase C: fuegos donde el combustible son gases como el butano, propano o gas ciudad.
  • Clase D: son los más extraños, el combustible es un metal como puede ser manesio, sodio o aluminio en polvo.

Una vez que conocemos qué tipo de incendios nos podemos encontrar, hay que conocer muy bien el tipo de extintor que hay que utilizar.

  • De agua: Para fuegos tipo A.
  • De agua pulverizada: Para fuegos tipo A.
  • De espuma: Para fuegos tipo A y tipo B.
  • De polvo: Para fuegos del tipo A, B y C.
  • De CO2: Para fuegos del tipo A, B y C.

Estos son los extintores y los tipos de fuego a los que están destinados, y es muy importante conocer esto por lo siguiente:

  • Si nos encontramos un incendio cuyo combustible es líquido y nuestro extintor es de base de agua, no conseguiríamos extinguirlo. Esto es debido a que la el combustible se situaría encima del agua y no conseguiríamos apagar el fuego.
  • Si nos encontramos un incendio donde hay presencia de corriente eléctrica y utilizamos un extintor de agua o espuma, corremos el riesgo de sufrir una electrocución. En estos casos lo ideal son los de polvo o CO2.
  • Si nos encontramos un incendio cuyo origen es químico y utilizamos un extintor de CO2, podríamos causar una explosión violenta.

Además de estos riesgos, un mantenimiento inadecuado puede provocar peligros adicionales. Aquellos extintores que estén en el exterior pueden oxidarse por causas ambientales o meteorológicas, y esto puede ocasionar que cuando se vaya a utilizar se corra el riesgo de que el extintor explote.

Por todo esto, es esencial una correcta utilización de estos dispositivos. Ya que utilizando adecuadamente el extintor puede salvar muchas vidas.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un extintor?

extintorCiertos lugares requieren un extintor por ley. Restaurantes, colegios, grandes edificios han de estar bien equipados con estos dispositivos para garantizar la seguridad de todos los que pasan por ellos.

Por eso, en este post vamos a contarte cuáles son los pasos más importantes a la hora de elegir uno.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que existen diferentes tipos de extintores y no todos son adecuados para todos los tipos de fuegos. Dependiendo del lugar donde se inicie el incendio necesitarás uno u otro.

Antes de comprar un extintor, se deben tener unas nociones básicas de cómo usarlo. Siempre hay que respetar la distancia al fuego y la inclinación en la expulsión de la espuma.

También hay que contar con el mantenimiento que requiere el extintor, contar con una empresa especializada que pase las revisiones periódicas que aseguren que todo funciona correctamente. Además hay que tener en cuenta que existen unas revisiones obligatorias como es el retimbrado cada 5 años.

El último aspecto a tener en cuenta es el precio. No por que sea más caro va a ser mejor. Hay que buscar un precio aceptable para la calidad que nos ofrecen. Y en Extintores Areo-Feu te ofrecemos la mejor calidad con precio muy competitivo.

Guardar

¿Cuál es el mantenimiento de un equipo de protección contra incendios?

areoCuando se adquiere un equipo de protección contra incendios, se tiene la responsabilidad de hacer un mantenimiento óptimo del equipo. Es esencial recurrir a profesionales para asegurarse de que estos sistemas están en perfectas condiciones.

Dependiendo del tipo de sistema contra incendios, necesita un mantenimiento diferente. También cada país cuenta con sus propias normas de revisión y mantenimiento.

El mantenimiento básico es: comprobar que todo funciona correctamente, que el peso y presión son los adecuados. También el recipiente no presenta posibles signos de corrosión. Si se hace una revisión más extendida también se incluiría una comprobación del agente extintor.

Dichas comprobaciones deberían hacerse cada 3 meses, aunque las obligatorias por ley se deben hacer una vez al año. Cada cinco años hay que hacer una prueba hidróstatica al envase para comprobar y asegurarse que no tiene deformidades y que podrá soportar la presión.

A las alarmas de humo les ocurre lo mismo que con los extintores, es necesaria una atención diferente para cada tipo. Las que detectan humo a traves de su visibilidad y temperatura hay que limpiarlas de forma periódica para que no acumulen polvo y puedan dar falsas alarmas. Y la batería hay que cambiarla según especifique cada fabricante.

Guardar

¿Cómo señalizar los extintores?

areoEl lugar donde se coloque el extintor es de suma importancia para conseguir,

o no, extinguir un fuego.

La colocación del mismo será a una altura de 1,4-1,5m para que la maneta no llege a sobrepasar los 1,7m que indica la normativa. Lo recomendable es no colocarlo muy alto para que se pueda acceder fácilmente a él.

Señalizar correctamente los extintores es algo que se tiene que hacer obligatoriamente. Si se hace con materiales fotoluminiscentes, se consigue que emitan luz. Cuando se de un fallo eléctrico, facilitando así la localización del extintor.

Las señales también sirven para controlar que el extintor se mantiene en su lugar. Si se ve una señal sin extintor, se puede comprobar que está todo correcto o hay que tomar ciertas medidas.

En cuanto a la forma de la señal ésta puede ser rectangular o cuadrada con las dimensiones correctas para facilitar su visualización dependiendo de la distancia a la que es necesaria que se vea. La altura a la que se colocará ha de ser suficientemente alta para que se pueda ver fácilmente, teniendo en cuenta, también, los posibles obstáculos que podemos encontrarnos.

Si es necesario se combinará una señal indicativa de la situación del extintor con la señal que indique la dirección que debe seguirse hasta el lugar donde se encuentra.

Consejos para la prevención de incendios en el hogar.

8B0La Asociación Profesional de Tecnicos de Bomberos junto a la Fundación Mapfre elaboraron en 2010 un folleto con los diez consejos para la prevención de incendios en el hogar.

  • Revisar la instalación eléctrica: siempre debe comprobarse la instalación eléctrica al completo. Se deben sustituir aquellas piezas que se encuentren en mal estado, evitando los empalmes provisionales.
  • Vigilar el gas: las estancias con cocinas, calentardores o estufas de gas han de tener ventilación al exterior. Las bombonas de butano siempre han de almacenarse al aire libre.
  • Atención a las estufas y los radiadores: nunca se debe poner la estufa cerca de muebles o cortinas. Tampoco es recomendable que se pongan prendas encima de las mismas para secar.
  • Máxima precaución con los braseros: los braseros de carbón o leña son muy peligrosos, pueden ser el foco de un incendio doméstico.
  • Cuidado con los productos inflamables: no se pueden manipular, posar o almacenar productos inflamables cerca de puntos calientes.
  • Limpiar la campana y chimenea: ambas deben ser limpiadas de forma periódica. La acumulación de suciedad puede producir incendios.
  • Espacio entre calentadores: los calentadores de agua portátiles han de situarse con la suficiente distancia respecto a cualquier objeto o material susceptible de quemarse.
  • Ojo con las lámparas: nunca se debe colocar nada encima de las lámparas para atenuar la luz.
  • Comprobar los sistemas de seguridad contra incendios: cada uno de los equipos de prevención de incendios tiene una vida útil. Es muy recomendable consultar al fabricante su fecha de caducidad para poder sustituirlos cuando sea necesario.
  • Alerta ante los descuidos: dejar las velas encendidas, la plancha sobre la ropa, fumar… Estos son algunos de los descuidos más frecuentes y que más incendios domésticos provocan.

Para estar protegidos siempre es recomendable contar con el Pack Protección contra Incendios para el hogar, así nos aseguraremos que nuestro hogar siempre estará protegido ya que cuenta con un extintor de polvo ABC polivalente de 3 kg y con 2 detectores autónomos de humos para colocar en las zonas más propensas a tener estos accidentes.

Extintor caducado: ¿qué hacer con él?

adfaf

Cuando un extintor está caducado, los componentes de su interior pueden llegar a ser tóxicos, por lo que, es muy importante deshacerse de ellos de una manera correcta.

En el caso de que tu extintor ya se haya recargado todas las veces que es posible, hay que deshacerse de ellos de una manera segura.

Los extintores funcionan con un gas propulsor que hace que su contenido pueda ser expulsado por la manguera. Habitualmente

suele ser Nitrógeno seco con un estado de pureza por encima del 95%, generando una presión interior de 10 bares en adelante.

Esta circunstancia, junto a las propias de los componentes, hace necesaria y básica una adecuada y correcta gestión de este residuo

Lo que nunca se debe hacer es tirar un extintor caducado a la basura. Los extintores están catalogados como desechos tóxicos.

Si tienes dudas de que hacer con tu extintor caducado siempre puedes ponerte en contacto con nosotros. En Aréo-Feu reciclamos conforme a ley y certificamos la gestión de los residuos.