Es un hecho que los extintores salvan vidas. Pueden controlar y extinguir incendios consiguiendo los menores daños tanto materiales como personales. Pero, también es cierto, que un uso irresponsable de los mismos puede hacer que se conviertan en elementos peligrosos.

Conocer los tipos de extintores que existen y para qué tipo de incendio están destinados es esencial. Os recordamos los tipos de fuegos que hay catalogados:

  • Clase A: fuegos con combustibles sólidos como madera, cartón, plástico, etc.
  • Clase B: fuegos donde el combustible es líquido por ejemplo aceite, gasolina o pintura.
  • Clase C: fuegos donde el combustible son gases como el butano, propano o gas ciudad.
  • Clase D: son los más extraños, el combustible es un metal como puede ser manesio, sodio o aluminio en polvo.

Una vez que conocemos qué tipo de incendios nos podemos encontrar, hay que conocer muy bien el tipo de extintor que hay que utilizar.

  • De agua: Para fuegos tipo A.
  • De agua pulverizada: Para fuegos tipo A.
  • De espuma: Para fuegos tipo A y tipo B.
  • De polvo: Para fuegos del tipo A, B y C.
  • De CO2: Para fuegos del tipo A, B y C.

Estos son los extintores y los tipos de fuego a los que están destinados, y es muy importante conocer esto por lo siguiente:

  • Si nos encontramos un incendio cuyo combustible es líquido y nuestro extintor es de base de agua, no conseguiríamos extinguirlo. Esto es debido a que la el combustible se situaría encima del agua y no conseguiríamos apagar el fuego.
  • Si nos encontramos un incendio donde hay presencia de corriente eléctrica y utilizamos un extintor de agua o espuma, corremos el riesgo de sufrir una electrocución. En estos casos lo ideal son los de polvo o CO2.
  • Si nos encontramos un incendio cuyo origen es químico y utilizamos un extintor de CO2, podríamos causar una explosión violenta.

Además de estos riesgos, un mantenimiento inadecuado puede provocar peligros adicionales. Aquellos extintores que estén en el exterior pueden oxidarse por causas ambientales o meteorológicas, y esto puede ocasionar que cuando se vaya a utilizar se corra el riesgo de que el extintor explote.

Por todo esto, es esencial una correcta utilización de estos dispositivos. Ya que utilizando adecuadamente el extintor puede salvar muchas vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 10 =